El Yo Soy

Ciertamente os aseguro que, antes de que Abraham naciera, ¡yo soy! Juan 8.58

"Yo Soy" es uno de los títulos con los que Jesucristo se presenta en el evangelio de Juan. Ocurre 24 veces en este evangelio por los labios de Cristo y siempre refiriéndose a sí mismo, como una de las formas de definir su persona y su obra a los seres humanos.

Cristo usa el título "Yo Soy" de dos formas complementarias en sus presentaciones: de forma absoluta y seguida por un predicado. Empezaremos por comprender, en primer lugar, el uso absoluto que Cristo le da a este título.

Como lo vemos por la controversia que mantuvo con los judíos en Juan 8, Cristo se aplica a sí mismo el "Yo Soy" dentro del contexto y del escenario que nos viene, sobretodo, de Éxodo 3.14, cuando el Dios supremo se revela a Moisés en la zarza ardiente: "Yo Soy el Que Soy – respondió Dios a Moisés –. Y esto es lo que tiene que decirles a los israelitas: Yo Soy me ha enviado a vosotros".

Al aplicarse el nombre de Dios por excelencia, Cristo se identifica plenamente con el Dios que se ha revelado a Moisés, él era el Dios que le hablaba a Moisés desde la zarza que ardía sin consumirse. Eso le concede al título un sentido mesiánico muy profundo, puesto que Cristo se está presentando y definiendo como siendo el Dios que estableceun pacto personal e redentor a favor de su pueblo. Cristo, por tanto, como el "Yo Soy", es el único camino hacia Dios y nos abre la puerta para la salvación.

En los siguientes estudios veremos las 7 veces en que Cristo usa el "Yo Soy" seguido de un predicado, revelándonos rasgos más específicos de su obra de salvación.