Qué es la fe

Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve Hebreos 11.1

Si la entendemos como una necesidad humana de creer en algo, se convierte en unos de los elementos que más se encuentra en la experiencia humana. En ese sentido, la fe puede estar depositada en alguna religión, en uno mismo, en la historia o hasta en la ciencia que también exige una buena dosis de fe. Hay fe incluso en los ateos, pues creen en la no existencia de Dios o en que el cristianismo está equivocado.

Pero si hablamos de la fe bíblica, o de la fe salvadora, que se convierte en un paradigma de vida para los cristianos, tenemos entonces que buscar en la propia Biblia el sentido de la fe y de sus dimensiones en la vida humana. Eso nos proponemos, paso a paso, con estos estudios en Hebreos 11. Empezamos con el primer verso que nos ayuda a comprender un poco mejor la naturaleza de la fe cristiana.

El texto nos presenta la fe como siendo una esperanza futura y presente. “Garantía” y “certeza” son palabras claves en nuestra comprensión de la fe: Dios nos ha dado promesas clara en su palabra y la fe es la garantía de que él mismo las cumplirá plenamente. Además, Dios trata con nosotros, hablándonos por las Escrituras, perdonándonos, consolándonos, guiando nuestros caminos e, incluso, disciplinándonos, y la fe es la certeza de que la obra de Dios se sigue realizando.

Tanto el futuro cercano o distante, como el presente con sus desafíos, luchas, problemas y victorias están bajo la mano cuidadora de Dios y, aunque no lo podamos entender plenamente, por la fe nuestra vida se llena de garantías y de certezas, puesto que nos hemos entregado enteramente a Cristo. Lo primero que recibimos de Dios cuando somos encontrados por Cristo es la fe. La fe es como si fuera la primera respiración del ser que vuelve a la vida tras ser regenerado por el Espíritu de Dios. La fe es la respuesta humana a la vida eterna que recibimos de Cristo. Por eso, la fe tiene como su elemento más fundamental la esperanza que se traduce en garantía del futuro y certeza del presente.