La fe de los padres

Por la fe Moisés, recién nacido, fue escondido por sus padres durante tres meses, porque vieron que era un niño precioso, y no tuvieron miedo del edicto del rey Hebreos 11.23

La fe se manifiesta en la vida de Moisés, desde que era un bebe recién nacido, por las actitudes de fe demostradas por sus padres. La fe de los padres tiene un efecto directo sobre la vida de sus hijos aun cuando todavía no tienen edad suficiente para creer por sí mismos. Eso nos abre a una perspectiva de fe que se extiende a los hijos, haciéndoles participantes de la gracia de Cristo concedida a los padres.

Lo vemos en la propia experiencia de fe de Moisés: aun cuando era un bebe recibió la protección de Dios y su gracia especial por medio de la fe de sus padres, que reconocieron que su hijo era “un niño precioso” y no temieron la ley de Faraón. “Precioso” significa que reconocieron en él la gracia de Dios siendo todavía un bebe indefenso. Por eso, la genuina fe en Dios les dio la fuerza necesaria para actuar sin temor en conformidad con la voluntad de Dios para sus vidas y para Moisés. El propio Moisés, años más tarde, registra las palabras de Dios, que hacen eco en su propia experiencia personal: “estableceré mi pacto contigo y con tu descendencia, como pacto perpetuo, por todas las generaciones. Yo seré tu Dios y el Dios de tus descendientes” (Gn 17.7).

Como padres creyentes no podemos pensar simplemente que un día nuestros hijos harán sus propias decisiones de fe. Más bien, como padres creyentes tenemos la responsabilidad de instruir a nuestros hijos en la fe desde que nacen, reconociendo el hecho de que, por la gracia de Cristo, están incluidos en nuestra propia fe. Por eso bautizamos a nuestros pequeños y nos comprometemos, ante Dios y su pueblo, de educarles en la fe y en la comunión de la iglesia día a día. Siempre hay tiempo para empezar a instruir nuestros hijos en la fe, puesto que reconocemos que esta no es una tarea meramente humana, sino que sobre todo, es parte de de la gracia Cristo y confiamos en su obra a favor de nuestras familias.