El principio apostólico de la fe

Lo que ha sido desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros propios ojos, lo que hemos contemplado, lo que hemos tocado con las manos, esto os anunciamos respecto al Verbo que es vida. 1 Jn 1.1

El apóstol Juan empieza su carta afirmando la experiencia que él y los demás apóstoles tuvieron al principio con Jesucristo. Ellos le han oído, visto, contemplado y tocado. Tuvieron una experiencia de comunión completa con Jesús. Se convirtieron en sus discípulos y en sus amigos. En esto, por tanto, se concentra la esencia del cristianismo: en vivir con Cristo y en vivir a Cristo.

Todo lo que han vivido (oído, visto, contemplado y tocado) con Cristo, "esto os anunciamos respecto al Verbo que es vida". En ese sentido, la experiencia de los apóstoles con Cristo es el principio fundamental para la comprensión de la fe cristiana a lo largo de la historia. En otras palabras, la fe que vivimos encuentra su razón de ser en la experiencia de fe de los apóstoles, tal como la leemos en la Biblia.

Fortalecer la fe para nosotros mismos y comunicarla a otras personas solo es posible a medida que la buscamos dentro del contexto de la Biblia, la Palabra de Dios. Así siendo, os dejo con el desafío de buscar en la Palabra de Dios la guía permanente para nuestra fe y vida.

¡Que Dios nos bendiga a todos!